Analogías entre el arma de fuego y la cámara fotográfica

Visita guiada a la exposición H(a)unting Images por sus comisarias, Ada Sbriccoli y Arola Valls

¿Existe una relación entre la cámara fotográfica y el arma de fuego? Si es así, ¿de qué tipo? Con esta premisa, Ada Sbriccoli y Arola Valls, integrantes del equipo del CFD, ofrecieron una visita guiada el pasado 18 de diciembre a los alumnos, ex alumnos y profesores del CFD a la exposición que han comisariado juntas, H(a)unting Images: Anatomía de un disparo. La exposición, que se ha exhibido en el CaixaFòrum de Barcelona desde el 6 de octubre de 2017 y que durará hasta el 8 de enero de 2018, forma parte de Comisart, el programa de apoyo al comisariado emergente.

H(a)unting Images está formada por una selección de obras que realizan una analogía entre el acto de cazar y el de capturar imágenes, el disparo y el disparo fotográfico, a través de sus tres momentos fundamentales en común: el dispositivo (cámara-arma), la captura y la huella.

El visitante, nada más entrar, es interpelado por una de las imágenes centrales de la exposición: expuesta en una caja de luz grande, brillante, tomamos posición como espectadores y buscamos la presa que las dos personas de la imagen parecen perseguir, fusil en ristre. Jeff Wall realiza aquí un claro ejemplo de la imagen objeto, apelando a su materialidad, con una caja que tuvo que ser montada por varias personas. A mano izquierda vemos el fusil fotográfico que el científico Étiene-Jules Marey (1830-1904) fabricó para ametrallar el mundo visible. Así empezamos la primera parte del recorrido –la relación entre arma y cámara– y reflexionamos sobre la naturaleza predatoria del proceso de captura fotográfica. Y es que como dijo Susan Sontag, la fotografía tiene un carácter violento en el momento de la captura de la imagen. Cartier-Bresson ya lo decía también con “su instante decisivo”, ese momento de caza con el que decía sentirse obsesionado.

Tras la obra de Harun Farocki y otras, seguimos con la segunda parte de la exposición, que habla sobre el proceso de captura-caza. Aquí nos encontramos con una de las obras que más llama la atención, en parte por la ausencia total de imágenes. La instalación Hey Joe de Kristin Oppenheim se encuentra dentro de un cuadrado escondido tras unas cortinas negras, al cual el visitante tiene que acceder para ver la obra. Allí encuentra una voz que tararea la misma canción sin parar –un fragmento que Jimi Hendrix popularizó durante la guerra del Vietnam– y unos círculos blancos de luz que bailan entre sí por el suelo; blanco y negro por todas partes, incluidas las paredes, el techo y el suelo. La violencia latente de la exposición se hace visible en el detalle de que los visitantes nos situamos alrededor de los círculos, evitando ser apuntados por los focos o quedar expuestos.

El enfoque multidisciplinar y la variedad de formatos de la exposición se evidencia también en la parte final, que habla de la huella. Destaca la obra de Simeón Saiz Ruiz J’est un je no solo por su apuesta de tamaño, sino porque es la única obra pictórica de H(a)unting Images.  El visitante se tiene que mover alrededor del espacio para entender y descifrar  estos tres grandes cuadros, realizados a partir de fotografías de víctimas civiles en la guerra de los Balcanes extraídas de la prensa o la televisión. Este movimiento y tiempo necesario para su lectura se contrapone al desapego que generamos a través de la ingente cantidad de imágenes que consumimos en los medios de comunicación.

Tras los grades formatos acabamos la exposición con una última imagen, única y sobria en la pared blanca, apelando al sentido mínimo y simple de la imagen: una fotografía que requiere más cercanía e intimidad y que nos hace pensar en la mirilla de la cámara o el arma, invitándonos a volver a disparar, cerrando así el ciclo del recorrido.

Las comisarias, Ada Sbriccoli y Arola Valls, explican las obras de la exposición.

Ada Sbriccoli es licenciada en Filosofía con la especialidad de Estética por la Universidad Estatal de Milán y máster oficial de Estudios Avanzados en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona. Es cofundadora del CFD y docente del curso de Fotografía Avanzada en la escuela. Ha sido comisaria de Focus On, ciclo de encuentros en torno a la fotografía contemporánea organizado en colaboración con La Virreina Centre de la Imatge. Actualmente combina su actividad de investigación con la docencia, el comisariado y la coordinación de proyectos de fotografía contemporánea.

Arola Valls es licenciada en Bellas Artes con la especialidad de Imagen por la Universidad de Barcelona y máster oficial de Estudios Avanzados en Historia del Arte por la misma universidad. Ejerce como profesora en el grado de Comunicación Audiovisual y en la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona, así como en el curso de Documental Creativo y Fotografía Contemporánea del CFD. Es cofundadora de positivo-directo y colabora con la Fundación La Caixa en el diseño de proyectos de mediación con los públicos en torno a las exposiciones de CaixaForum.